La comunicación corporativa no es una estrategia de ventas, va mucho más allá. Comunicar no es exclusivamente hacer publicidad.  Es un brazo indispensable del Marketing y de la estrategia del negocio. Con su ayuda se define la personalidad de la marca, la diferencia del resto frente a la competencia y prepara la totalidad del negocio para interactuar y relacionarse con todos sus públicos.

Además, debe proporcionar una visión general de 360 grados de la empresa abarcando desde la estrategia de crecimiento, el clima interno (qué experiencias sienten los empleados en el seno de la empresa), lo que desean los clientes o públicos y el sentimiento hacia ella, la reputación. Más que clientes, genera fans, fideliza tras cada venta y debe convertir cada interacción en una experiencia única e inolvidable.

Todo el conjunto de actuaciones y comportamientos de la Marca debe estar coordinado, planificado y ser coherente.

Es común en la pequeña y mediana empresa confundir acciones de comunicación con acciones comerciales

Si bien siempre ha sido imprescindible gestionar la Publicidad adecuadamente para poder vender, en la actualidad no está tan clara para muchos la diferencia entre Comunicación, Publicidad y Ventas.

Las redes sociales suponen el canal de comunicación más accesible de la historia, conecta Marcas directamente con el consumidor final, permite el diálogo entre ellos y aparentemente es gratis. Efectivamente son gratis para los usuarios y empresas, aunque ya se sabe que si es gratis el producto eres tú. Gestionar las RRSS es una profesión, un Community Manager o un Social Media Estrategist son los encargados de gestionarlas en las empresas que pueden permitírselo. Si te vas a encargar tu mismo de gestionarlas, aprende, pide consejos y déjate asesorar.

Las Marcas tienen dos opciones en las redes sociales y la combinación de ellas depende de los recursos que se puedan invertir cómo en todo.

Una opción es Comunicarse con usuarios que puedan convertirse en potenciales clientes. Esto no significa que estemos todo el día promocionando nuestros productos, ni mostrar cuánto leemos sobre nuestro tema y compartir links cómo locos. Para comunicar eficazmente se debe escuchar, y para escuchar hay que conectar. Las Marcas y profesionales que están en las RRSS no deben ser ni un periódico ni una revista lanzando mensajes sin parar. Y no me canso de decirlo, vender por vender allí no te trae clientes, ser un monólogo tampoco. Lo explico mejor más adelante.

Otra opción combinada y complementaria (y no es imprescindible) es usar la publicidad pagando el importe que desees o puedas. Eso sí, hay que aprender a hacerlo para no malgastar y obtener conversiones reales.

Voy a describir algunos consejos sobre comunicación corporativa de acuerdo con los errores más frecuentes en Pymes y profesionales:

Debes tener paciencia si acabas de comenzar creando acciones de  Comunicación o iniciado la transformación digital de tu Marca, no hará que vendas mucho más los tres próximos meses, eso sí, cuanto antes des el paso antes comenzarás a ser conocido en los medios digitales y por los usuarios. Todo dependerá de la habilidad con la que te muevas, la combinación de estrategias y lo implicado que estés. Es un proceso que requiere tiempo y dedicación, una inversión que permitirá estar en la mente del usuario para aquellos momentos en los que te necesite. Debe usarse para conectar con ellos, escucharlos, atenderles. Si está bien gestionada el retorno se multiplicará por 10.
Ejemplo: Ponte en el lugar de tu cliente ¿Compras algún producto o contratas un profesional por ver tres posts en Facebook o Twitter? Estoy segura que no. Piensa qué priorizas al elegir tus compras y ponte en el lugar de tus posibles clientes.

– Cuída de tu Marca cómo te cuidas a ti mismo, no, mucho más. Me gusta decirle a mis clientes que deben imaginarse cuando eran solteros (por si acaso), seguro que entiendes a qué me refiero.

– Es muy común no seguir estrategias de Branding, posicionamiento, aportar una personalidad que defina la marca frente a las demás y deja claro en la mente de los consumidores cuál es tu Valor Único y Diferencial.

– Utiliza las redes sociales como medio Comunicación y no de Difusión. Actuar con los usuarios y fans únicamente como emisores de mensajes y no interactuar o hacerlo mínimamente y únicamente cuando ellos nos buscan es lo que ha llevado a la crisis a medios convencionales que han tenido que abrirse y crear razones para conversar con su audiencia. Mi consejo, genera recuerdos, emociones que se marquen y que te relacionen con ellas.

Mide, utiliza las herramientas de estadísticas para valorar qué interesa de verdad a tu audiencia. Son gratuitas si utilizas las funciones básicas y muy completas. Utilizarlas te hará mucho más productivo y poder publicar contenidos más afines a ellos. Créeme que te evitará frustraciones.

– No eres una gran empresa, los negocios se llevan a cabo entre personas. incluso siendo una gran empresa están cada vez más mostrándose cercanos y accesibles mejorando algunas de ellas la atención al cliente de forma considerable. Además está comprobado que los CEOs que poseen vida social en las redes obtienen mejores resultados, credibilidad, confianza y ello repercute en la cuenta de resultados.

Es imprescindible invertir tiempo o recursos para el Marketing de contenidos. Un blog por ejemplo, con contenidos periódicos e interesantes te posiciona como una empresa o profesional que conoce los problemas que debes resolver o las necesidades, aplicaciones de tu producto o servicio a los clientes presentes o futuros. La variedad de contenidos es enorme, trata de ser creativo y aportar soluciones e impacto tanto en el blog como en las rrss. Si eres una pequeña empresa o profesional y no puedes contratar a alguien, dedícale 30 minutos por la mañana y por la tarde a las RRSS y otra media hora a la semana al blog. Cuando entras en rutina el esfuerzo es menor.

Quizás necesitas renovar el logotipo ¿Se recuerda fácilmente? ¿Te diferenciaría en un photocall por ejemplo? Quizás el logotipo no debería ser simplemente un nombre con una letra “chula”. Invierte en crear uno que marque tu diferencia, lo agradecerás.
Ejemplo: Piensa en las Marcas que recuerdas, observa sus logos y la evolución durante los años. 

– Una empresa que quiera sobrevivir este cambio de época deberá por comenzar fidelizando a los empleados, ellos son los principales embajadores de tu marca. No se trata de crear un ambiente feliz a la fuerza, ni obligarlos a ir una vez al mes a un partido que no les apetece. Seguro que recuerdas a alguna empresa por el descontento de su plantilla. Además, un empleado satisfecho atiende mejor al cliente si está en primera línea y es más productivo. Deja que haga sugerencias, tus empleados están directamente trabajando en los procesos y quizás tengan aportaciones positivas, valóralo.

Cuida y observa con atención qué sienten tus clientes durante todo el proceso en el cual están en contacto con tu Marca. Analiza los puntos de mejora periódicamente  y corrige los posibles puntos conflictivos. Si su experiencia no es muy satisfactoria en la primera ocasión se irán con la competencia.

– Contrata a profesionales cuando puedas permitírtelo o si tu intención es crecer. Es una inversión que generará un retorno, eso sí, comprueba sus referencias y trabajos anteriores. Confía en ellos, aprende y pregunta lo que no entiendas, su responsabilidad es cuidar la imagen de tu Marca y hacerte crecer.

¿Crees que vender es lo mismo que comunicar? Abro el debate. Deja tu comentario y aporta tu idea.

  • Post del mismo autor
Lola Cebolla Administrator
CEO y Dirección de proyectos Comunicación corporativa, Estrategia y Transformación Digital TobeOnline Consultores y Soluciones Webcard. Co Fundadora y Ptda. del Instituto de Transformación Digital
Acerco personas y marcas. Soy Arquitecta y Periodista especializada en Comunicación Corporativa y Digital. Es por ello que me considero Arquitecta de Marcas, también me especialicé en Social Media Estrategist, Costumer Experience Management, Storytelling, Redacción de contenidos y Diseño web. Experta en Comunicación y Negocios. Más de 25 años de experiencia en creación de empresas tanto en España como en Brasil.
Sígueme en: