Tag

comunicación digital

Browsing

El hecho de que en España menos de la mitad de las empresas, pymes y profesionales tengan una web propia dice mucho en contra de la competitividad de los negocios en nuestro país.

Si hablamos de pequeñas empresas los resultados son aún peores.

En cuanto a las redes sociales y blog con contenido propio, gestionadas de forma profesional, tampoco es que los índices sean muy halagüeños.

En internet pueden revisar variados informes (Cepyme, OSI, Ontsi) que pueden confirmar estas afirmaciones, por increíble que parezcan.

Antes la competencia se centraba en las empresas similares que se encontraban en el mismo barrio, misma ciudad o en un termino provincial. Sencillamente con trabajar y estar pendiente de ellas era suficiente.

Ahora, teniendo en cuenta que hay más negocio en internet que en la calle, la competencia está por todas partes y no es tan fácil controlarla.

 

La opinión del consumidor

Todo ello limita el conocimiento, por parte de los consumidores, de empresas que podrían serle mucho más útiles y rentables por el simple hecho de no tener web propia, de no aparecer como deben en internet.

De hecho según todas las encuestas, la inmensa mayoría de los consumidores afirman categóricamente que para ellos es muy importante la presencia digital de las empresas con web propia.

Según OSI (la Oficina de Seguridad del Internauta) casi el 70% de los consumidores prefieren realizar sus compras online.

Cepyme por otro lado nos confirma que el 66% de los españoles busca un producto en internet antes de comprarlo.

Por tanto, son los propios negocios los que no están escuchando a sus potenciales clientes y los están perdiendo.

Al contrario, quienes apuesten por invertir en éste sector y tener una web propia estarán en una posición de clara ventaja competitiva.

En la actualidad no solo hay que ser mas alto, mas fuerte y mas rápido, sino que también tenemos que ser más visibles.

La razón fundamental de todo esto, más allá del coste que pueda suponer o del desconocimiento real del medio o de la tecnología, es que la cultura empresarial aún considera un gasto todo lo relacionado con la comunicación digital. Ya sea su web, la gestión de redes sociales, el mantenimiento de un blog, publicidad por internet, etc., en lugar ser considerado lo que realmente es, una inversión en su negocio.

Invertir es una acción que consiste en emplear capital en una actividad de emprendimiento con el objetivo (expectativa) de obtener un beneficio, ganancia adicional o ingreso.

En otras palabras, invertir es gastar de forma inteligente.

 

Blog, Redes Sociales, E-commerce y Publicidad

Ahora vamos a ir un paso más allá. Empresas que tienen una web pero que, como ocurría en los años 90, son simplemente presenciales.

Encontramos multitud de páginas web que no se mueven, estáticas y sin personalidad, ¿por qué hacéis una web si luego no la promocionáis?, ¿cómo vais a dedicar recursos a una web si luego nadie la visita?

Una web sin un blog que la actualice habitualmente, sin unas redes que las mantenga visibles constantemente, todo ello gestionado por profesionales que sepan realizar un adecuado plan de comunicación para el empresa, no lleva a ningún lugar.

Solo un 28% de las pymes invierte en publicidad online. Y ya no hablemos de vender por internet, solo un 20% de las empresas con presencia en internet hacen un uso real y efectivo del comercio electrónico, según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (Ontsi)

Además no están bien asesoradas, no tienen un profesional que les indique. Por ejemplo, son muchos consumidores que protestan porque las fotos que aparecen en la tienda online no se parecen con lo que realmente reciben , la gran variación de precios con respecto a la tienda física o los problemas y lentitud en el proceso de pago.

El dibujo digital de las empresas es muy significativo. En un entorno cada vez más digital todo ello supone un defecto a corto, medio y largo plazo.

 

Recapacitar

En definitiva, es momento de recapacitar por parte de las empresaspymes españolas para que sean conscientes del potencial de negocio que tienen delante.

Ahora bien, no es aconsejable lanzarse a la aventura sin el asesoramiento, acompañamiento y gestión de profesionales especializados que sepan dirigirle adecuadamente, les aconsejen quién, qué, dónde, cuándo, cómo y porqué de cada acción, de cada propuesta, de cada estrategia.

Un profesional, una agencia de profesionales del sector, con experiencia demostrable es el camino ideal, para que no les “tomen el pelo” quienes dicen hacer lo mas grande “por cuatro euros” y la experiencia digital sea fallida nada más empezar.

Quizá no será tan económico pero la inversión lo merece, su negocio lo merece, siempre busque profesionales serios que hagan de su inversión una lanzadera hacia el éxito.

Como dice el famoso refrán español “zapatero a tus zapatos”.

Es hora de enfrentarse a la realidad y hacer una apuesta decidida para que internet no sea un canal de ventas más, sino seguramente el más importante.

 

Una marca debe mimar y cuidar su imagen, su branding y su reputación, con la tecnología a su alcance para que con el mínimo esfuerzo se cubran sus expectativas y se realice una compra efectiva y satisfactoria por parte del cliente.

Para cuidar de la reputación de una marca hay imprescindibles que deben tenerse en cuenta, y aunque hay más factores o “herramientas”, os contamos las más accesibles y comprensibles.

Una de ellas es la reputación del líder, es necesario que su máximo responsable (Dueño, Director, CEO, Gerente, etc.) se convierta en un líder 3.0, y por tanto, tenga claro el nuevo entorno dónde se mueve el negocio, Internet.

Un líder 3.0 debe:

  • Ser Digital: Estar presente en las redes sociales cuidando su reputación, expresando su conocimiento del producto y servicio, generando confianza y transparencia permanentemente. Visto así parece agotador, sin embargo aquello que motiva a un emprendedor versus empresario puede motivar del mismo modo a su equipo para dar lo mejor de sí.
  • Transmitir entusiasmo al equipo: El entusiasmo se contagia, las emociones positivas también, y tener un entorno social compartido positivo solo puede aportar beneficios.
  • ¿Crees que tu proyecto es positivo? ¿Realmente presta un servicio que colabora a mejorar la vida de tus clientes? ¡A qué esperas para transmitirlo!

Para conseguir esos objetivos lo primero que debe plantearse es un plan de comunicación corporativa.

Plan de Comunicación Corporativa

Trabajando la comunicación corporativa conseguimos varios beneficios:

  • En primer lugar, concebiremos una identidad e imagen que emitiremos de forma homogénea desde la empresa (por cualquier miembro y por cualquier canal).
  • Si se trabaja adecuadamente influirá en conseguir una buena reputación de la marca y contribuirá positivamente en el prestigio de la marca.
  • Directamente ayudará en el incremento de confianza que transmitimos y generaremos conocimiento de la empresa.
  • También destacar que con una buena comunicación corporativa se puede lograr objetivos marcados con mayor facilidad y que a nivel interno influirá en disponer de un equipo humano con mayor rendimiento.

Los Planes de Comunicación se conciben para definir los criterios básicos de comunicación (interna, externa y de marketing) durante un periodo determinado de tiempo. Deben ser revisables y modificados en función de la situación de la empresa teniendo en cuenta su fase, bien de nacimiento, madurez o estado de su reputación corporativa. Para diseñar un plan de Comunicación Digital además hay que sumar varios factores que serán fundamentales para que sea efectivo.

Objetivo de la Comunicación

Debes tener uno concreto, no sirve vender más, debe ser más concreto. Conviene analizar qué puedes mejorar, qué servicio o producto quieres potenciar, etc. Primero piensa en un objetivo general y a partir de ahí otros más específicos.

Céntrate en cómo puedes mejorar el servicio que les das a tus clientes durante el proceso o en un punto determinado, como mejorar la reputación, destacar tu competividad, etc.

Además, para  alcanzar tu objetivo general debes ir paso a paso, conquistando metas que en muchos casos ponen de manifiesto puntos de mejora que no habías percibido con anterioridad. Detecta debilidades y transfórmalas en oportunidades, es posible con un buen análisis y creatividad. Crea campañas enfocadas en los pequeños pasos que te conducirán a tu meta.

Ejemplos del objetivo general, atraer más clientes o un tipo de cliente diferente, dar a conocer tu trabajo, crear o consolidar tu marca, etc.

Ejemplos de objetivos específicos, mejorar la forma en que atiendes a tus clientes, potenciar un determinado servicio, mejorar la reputación, conseguir clientes de calidad, etc.

Profesionaliza toda la estrategia de comunicación, extrae todos los recursos y herramientas existentes en la actualidad a beneficio de la empresa y no dejes en manos de las circunstancias y el desconocimiento uno de los factores más importantes, la imagen, el conocimiento y la reputación de tu marca.

Refuerza la reputación

Aporta transparencia y contribuye en la reputación corporativa positiva que depende cada día más tanto de la presencia en la red como de lo que se dice sobre las marcas.

Plan de Redes Sociales

Para comenzar, ¿Por qué es fundamental un buen diseño en tu web?

Un diseño web despreocupado y poco cuidado repercute directamente en la reputación profesional y corporativa.

El Plan de Redes Sociales junto al plan de contenidos de tu blog es el combustible que necesitas para que tu web, tu vehículo, te lleve a dónde quieres llegar.

Una mala imagen, mensajes que no te describen, identifican y diferencian de la competencia, una web con la zona del copyright anunciando que es una web gratuita mostrará a todos que tu proyecto no merece ni que tú mismo inviertas en él, y un gran descuido. Aquellos que te descubran serán clientes perdidos muy difíciles de recuperar.

Es muy usual ver a propietarios de negocios hacer campañas pagando a Google y Facebook sin estar preparados divulgando de esta forma su imagen inadecuada. Las consecuencias de estas acciones son dos básicamente:

– Inversión para divulgar un producto mal presentado.

Deterioro en la reputación que costará una inversión aún mayor en tiempo y dinero recuperar.

Tener presencia en redes sociales, con perfiles completos, descripciones adecuadas y verificadas aporta reputación, cuidado y todo lo importante que es para ti que los demás te vean bien.

Porque es lo que todos percibimos al adquirir un producto o servicio, ese intangible que creamos y recreamos desde las distintas especialidades que trabajan día a día por comunicar todas las w’s de los distintos proyectos. Reputación, confianza, beneficios, identificación, diferenciación, aquello que nos hace únicos envueltos en la narración de la empresa.

En los nuevos medios, es decir, en las Redes Sociales y medios digitales utilizados por la empresa, la escucha activa se hace a través de la monitorización y para ello también han proliferado diferentes herramientas para cubrir esta necesidad gracias entre otras al Marketing Digital. Gracias a esta escucha activa seremos capaces de mejorar la imagen externa y reputación de la marca.

Dependiendo de tu tipo de negocio hay más factores que te ayudarán en el camino, pero este es un comienzo imprescindible para aportar confianza, credibilidad, reputación y SEO entre otras ventajas.

Que se tenga un perfil de usuario en las redes sociales y se emplee a nivel personal no significa en absoluto que se tengan las nociones suficientes para utilizarlas de manera profesional. Hemos visto ya demasiadas marcas con un uso muy deficiente de las redes sociales que en ocasiones incluso les han creado auténticos problemas de reputación.

Los profesionales, los community manager, actúan en nombre de la marca hablando por ellas, como ellas, ofreciendo atención personal, cuidando de su reputación, defendiendo su integridad y estando alerta ante cualquier acontecimiento tanto positivo como negativo que pueda afectarle.

  • Atención al cliente y al usuario conociendo cómo actuar ante las críticas, los llamados “trolls” y especialmente ante situaciones de crisis de reputación.
  • Sabe cómo actuar con trolls y ataques a la reputación. (Aquí hemos creado un artículo solo para aprender a interactuar con trolls)
  • Conocimiento sectorial: Debe tener una ciertos conocimientos sobre el funcionamiento en el que la organización desempeña su función, para afianzar la credibilidad y la reputación.

El boca a boca Digital

Con el boca a boca clásico la información sobre tu empresa apenas circula  y además no es un método fiable. Todos sabemos cómo la información degenera y se transforma al pasar de unos a otros. Haced la prueba los que vendáis servicios especializados.

Esto es algo que no sucede cuando es la empresa quien se ocupa de contarlo y está pendiente de qué y cuándo se dice. Con ello ganas reputación, credibilidad y confianza, nada más y nada menos.

En el boca a boca digital además se comparte cualquier novedad e incluso se crean acciones o “excusas” que se convierten en historias para contarlas. Aquí ya tenéis contenidos para el Blog y las Redes Sociales.

Si nos ponemos a pensar, tenemos muchas historias que contar sobre nuestras empresas, productos y servicios, todo es comenzar. Y cuánto antes y mejor lo hagamos, más y mejor se puede crecer.

Gestionar la Comunicación, reputación y contacto con los clientes en manos de alguien que “se le da bien”, es como solemos decir, estar por estar, y además es peligroso para tu reputación. Es mejor llevar tú mismo las redes sociales que dejárselas a cualquiera, y parece que estamos tirando piedras en nuestro propio tejado.

Las redes sociales que gestionamos las realizan periodistas o profesionales supervisados por periodistas y expertos en comunicación de empresas con formación en redes sociales (community manager).

Una de las funciones del Responsable de Social Media es captar interesados y llevártelos a tu página de contacto, cuando te necesiten si vendes un servicio o que te compren cuando tengas productos, una oferta o una promoción. Y también…

  • Aparte de saber manejar las redes sociales como una buena y potente herramienta de comunicación y reputación que hay que cuidar y mimar, tener publicaciones que dirijan hacia tu web y viceversa (y aquí entra en juego el Blog también).
  • Sirve como responsable de atención al cliente, aporta visibilidad y recuerdo de tu marca.
  • Debe medir y valorar qué está gustando a tu audiencia, qué horas son las mejores para publicar. Ser capaz de crear una estrategia que genere reacciones y que se compartan las publicaciones.

Además, debe proporcionar una visión general de 360 grados de la empresa abarcando desde la estrategia de crecimiento, el clima interno (qué experiencias sienten los empleados en el seno de la empresa), lo que desean los clientes o públicos y el sentimiento hacia ella, la reputación. Más que clientes, genera fans, fideliza tras cada venta y debe convertir cada interacción en una experiencia única e inolvidable.

Agencias de Comunicación

Las Agencias de Comunicación Digitales, como TobeOnline, están dirigidas por profesionales de la comunicación que diseñan toda una estrategia para que las empresas puedan llegar a los usuarios y no sólo ofrecerles sus productos sino que puedan tener una auténtica experiencia positiva con la marca y mantener una relación en el tiempo que favorezca a ambas partes, al usuario proporcionándole sus necesidades de una manera absolutamente satisfactoria y a la marca generándole una productividad que le permita seguir creciendo y llegar a más público, a más clientes potenciales.

El Dircom, el Director de Comunicación, debe trabajar codo con codo con el CEO de la empresa para que la sinergia entre ambos lleve a una estrategia coherente, específica y personalizada de la marca con sus públicos objetivos. La importancia del Dircom y de la Agencia de Comunicación es extraordinaria para llevar a buen puerto la planificación de una marca.

La seguridad el gran reto

Podría ser muy sencillo alterar nuestra identidad digital, de hecho hay víctimas de estos ataques que han visto su reputación en juegoo incluso sufrido problemas legales en ocasiones difíciles de solucionar.

La ciberdelincuenciaestá a la orden del día por lo que hay que proteger nuestra identidad digital de manera eficiente y con la máxima seguridad.

Y también están los Trolls, su función es la de un provocador o incitador de comentarios negativos hacia su “víctima” con la finalidad de menoscabar y poner en duda su reputación y buen nombre.

Cómo actúan

  • Envían mensajes citando a la organización o a un usuario en particular que es públicamente conocido por pertenecer a ella.
  • Contestan o entran en un hilo de conversación atacándola de forma agresiva o cuestionando su credibilidad o actuaciones.
  • Pueden crear hastags creando una campaña de desprestigio (en este caso se debe acudir a un profesional en crisis de reputación y redes sociales si no se tiene preparado un plan de crisis, un Community Manager profesional sabe cómo actuar). 

 

Dejamos aquí consejos claves para que la interacción con los trolls no se convierta en un autentico caos de reputación y consigan sus objetivos.

En estos temas es fundamental disponer de un informático especializado, como tenemos en TobeOnline. 

Los informáticos, en las agencias de comunicación, ofrecen las mejores herramientas utilizadas en el Marketing Digital que sirvan para analizar, medir, constatar que las acciones de planificación y estrategia comunicativas están dando sus frutos, para saber que si se va por el buen camino, hay que incidir en la misma y si los resultados no son satisfactorios modificar la estrategia a tiempo por el bien de la marca, su planificación y su reputación.

Pero además, saben aplicar las medidas de seguridad convenientes para la protección de nuestra marca y están atentos a todos los problema ya que cualquier actividad que desarrollemos debe ser realizada teniendo muy en cuenta la seguridad de nuestras cuentas, de nuestros dispositivos, de nuestros datos, al fin y al cabo de nuestra empresa.

Casos de Éxito

Nuestra CEO es especialista en reputación corporativa, con experiencia en dicho campo.

Tenemos casos de éxito sobre reputación, campañas electorales en las que hemos resultado ganadores o hemos obtenido buenos resultados juntos, en equipo, y con el gran privilegio de trabajar con personas comprometidas que sabiendo que tendrían un responsable de comunicación se han dejado asesorar, aconsejar y nos han integrado dándonos voz y poder de decisión.

Tenemos casos de éxito en Transformación Digital, aumentando la facturación, reputación y experiencia de clientes, que han tenido que realizar una formación personalizada para aprender a realizar los procesos de forma más eficiente. Han ganado tiempo para centrarse en lo importante y la experiencia y satisfacción tanto del equipo como de los clientes ha tenido resultados magníficos.

Pero en todos nuestros triunfos, insisto, (lo sabemos el equipo de la empresa y nosotros), ha existido coordinación, apoyo, respeto, hemos dejado espacio para que cada especialidad se desarrolle, proponga y decida la mejor estrategia.

Aún así preferimos que sea el cliente quién cuente sus éxitos, en la sombra continuaremos haciendo nuestro trabajo que es el de contribuir al crecimiento de las marcas, cuidar su reputación y contar qué son, cómo y porqué las necesitamos en nuestras vidas.

 

Contarlo o no contarlo, esta es la eterna duda. Acabas de abrir el negocio y “no guardamos o tuvimos previsión en el presupuesto para comunicación y contarlo”, ni para una web profesional, ni para redes sociales o ni se pensó el blog.

Y mi pregunta es, si no lo cuentas…

Estas y varias preguntas más que se me ocurrirían en cada caso concreto son las que al parecer pocos negocios se plantean. Y no ya solo los negocios nuevos.

Planteo el ejercicio siguiente. Muestra a tus hijos o algún familiar (también sirven los amigos que no nos hacen la pelota)  tu presencia en Internet y pregúntales si entienden lo que haces, quién te necesitaría y si pagaría por ello. Pregúntales si frente a tu competencia te contratarían o comprarían.

Si te comunicas bien en los medios digitales las respuestas serán si, si, si y si. Y ello es posible gracias a que anteriormente te has planteado las preguntas correctas.

Son las llamadas W’s de la Comunicación:

– Who: Quién eres/sois (y no sirve decir “un grupo de profesionales”, eso no dice nada a nadie).

– What: Qué haces (Pero no en un texto de 600 palabras que no se leerá nadie, hay que resumir, estructurar, sacar titulares y que se visualice rápidamente.)

– Where: Dónde

– When: Cuándo

– How: Cómo (parece que no es una W, pero cuenta como si lo fuera, y se aplica la misma técnica que con el What)

– Why: Por qué. Mi favorito, quizás por ser el más difícil. Ahí está la misión, los valores e incluso a veces el lema. Es la razón por la que existes como empresa o profesional, la razón por la cual vas a resolver los problemas a los demás y te pagarán por ello.

¿Y cómo contestarlas?

Pues la Comunicación Digital debe, tiene que conseguir que todas las respuesta sean contestadas. Y no solo serían las respuesta para aquellos que ya te conocen, se trata de darte a conocer en lugares a los cuales físicamente no podrías llegar y además evitar la desagradable puerta fría.

Si ya llevas tiempo en el mercado, la competencia día a día innova sin que lo percibas. Esta regla sirve para todos, los que comienzan ahora, los que llevan toda la vida en su sector…

No quiero ser pesimista, pero no será la primera vez que lo leas, si no estás en la red (y bien), no existes y en poco tiempo simplemente desaparecerás. Y por discreción mejor no citamos ejemplos.

El mundo actual exige conectividad, presencia, actividad, persistencia e innovación continua. Clic para tuitear

Estos días tuvimos la suerte de estar invitados al estreno del nuevo espectáculo del Cirque du Soleil. Hacía decenas de años que no iba al circo, desde que mi abuela me llevó la última vez.

Durante mi juventud creía que nunca más volvería, aquello se repetía año tras año y siempre era igual. Sin embargo, este grupo de artistas fue capaz de reinventar un espectáculo que llevaba siglos divirtiendo a millones personas y generaciones, capaces de adaptarse a los cambios y ofrecer una nueva versión que prácticamente ha anulado la competencia.

Observa como todo está coordinado, desde hace décadas cuidan el Marketing y la Comunicación con mimo, sabīan que para expandirse y crecer tenían que ser conocidos en el mundo entero. Lo cuentan todo, constantemente por todos los medios posibles. La mayoría cree que son nuevos, porque los conocieron hace poco, la realidad es que comenzaron en los 80 aunque la mayoría los conoce en España a partir del año 2000. Con la popularidad de internet todo ha sido más fácil.

El boca a boca Digital

Con el boca a boca clásico la información sobre tu empresa apenas circula  y además no es un método fiable. Todos sabemos cómo la información degenera  y se transforma al pasar de unos a otros. Haced la prueba los que vendáis servicios especializados. Esto es algo que no sucede cuando es la  empresa quien se ocupa de contarlo y está pendiente de qué y cuándo se dice. Con ello ganas reputación, credibilidad y confianza, nada más y nada menos.

En el boca a boca digital además se comparte cualquier novedad e incluso se crean acciones o “excusas” que se convierten en historias para contarlas. Aquí ya tenéis contenidos para el Blog y las Redes Sociales.

Estoy segura que todos, si nos ponemos a pensar, tenemos muchas historias que contar sobre nuestras empresas, productos y servicios, todo es comenzar. Y cuánto antes y mejor lo hagamos, más y mejor se puede crecer.

Ya conocéis el dicho. Si un árbol cae y nadie lo cuenta, no ha caído.

“To be or not to be” Online, esa es la cuestión. Por eso somos TobeOnline 😉

La mayor parte de las Pymes suelen comenzar la comunicación digital por el paso número 8

Hace unos días impartí una Charla- Taller sobre Planificación de la Comunicación Digital en el Acuario de Sevilla invitada por MAS Servicios Integrales a un simposio sectorial para empresarios de Fitness y Gimnasios.

Estuvieron presentes más de 80 empresas dedicadas al sector y representantes de AEDA, Asociación de Empresarios del Deporte de Andalucía.

La mayor parte de las Pymes suelen comenzar por el paso número 8, podéis imaginar toda la información necesaria que se están perdiendo al saltarse los 7 primeros pasos.

Este método es aplicable a todos los sectores, ya que la diferencia principal radica en las estrategias y las acciones llevadas a cabo según el análisis resultante del estudio que se realice en los primeros pasos del plan.

Os dejo el enlace del vídeo que amplía la información del post que publiqué hace unas semanas.

El evento fue patrocinado por Thomas Wellnes Group y Evergy

 

 

Mesa redonda

A continuación, tras el resto de ponentes que trataron sobre Inbound Marketing de Pixaboo y SEO impartida por Doctor SEO, se inició la mesa redonda para responder las preguntas de los asistentes a la jornada.

Espero que os aporte la información para poder crear las estrategia de comunicación digital de forma que sea una inversión rentable para vuestros proyectos. Cualquier duda, solo tenéis que preguntarme con el canal que prefiráis.

 

En el mundo de la pequeña empresa y profesional encuentro cada día muchos que no comprenden qué están haciendo para perder clientes, que ven cómo su trabajo cada vez es más escaso. La desilusión se adueña de ellos y algunos llegan a obsesionarse con la competencia.

Es sencillo, el mundo ha cambiado. Voy a tratar de explicarlo desde el punto de vista de la Comunicación.

La mayoría de los problemas que encuentro son resumibles en varios puntos:

Falta de información o quizás es el exceso de ella, ya que es complicado discriminar cuál es útil y cuál no.

Falta de confianza en las herramientas disponibles para comunicar, quizás por desconocer en qué casos emplear cada una de ellas y principalmente cómo aplicarlas.

Obsesión con la competencia de la cual tan solo ven la superficie, un precio más competitivo o una imagen deslumbrante. Sin embargo, al igual que en las relaciones interpersonales, los celos o estar pendiente de los demás en exceso es contraproducente, desgasta, desmotiva y qué puedo decir, siempre habrá alguien más rubio, más guapo, más alto, más rico y una lista interminable de “más que nosotros” (sin duda también los habrá “menos que nosotros”).

Este conflicto considero que se resuelve mejor potenciando tu diferenciación, tu personalidad y buscando tu “pareja perfecta” ¿Cómo se consigue realizar con una empresa? Creando, Definiendo y Comunicando tu marca.

Y por último algo que cada día es más frecuente, la falta de conciencia de que el mundo ha cambiado.

Este último punto es bastante preocupante, hay una brecha considerable entre aquellos que aún viven 25 años atrás, por poner una fecha, los que intentan asimilar qué existe en la actualidad y los más afortunados, aquellos que construyen el futuro transformando el presente.

La diferencia entre unos y otros no se encuentra en la edad, ni en el nivel académico, está principalmente en la capacidad de éstos últimos de creer ciegamente que están aquí con un objetivo claro y emplean todos los medios para lograrlo. Confían en sí mismos para contribuir junto a otros en ese cambio necesario, imprescindible y que conduce a la mejora en la vida de todos, renovando, actualizando y observando continuamente qué nuevas estrategias tienen a su alcance.

¿Vamos a resolver problemas?

Si la forma en la que tomamos decisiones cambia al ampliar la cantidad de opciones que disponemos, es lógico pensar que hay que adaptarse y cambiar de igual modo la estrategia.

Debemos ser capaces de contar cómo lo hacemos y porqué, cuál es el motor que nos impulsa a creer que es posible, que con nuestra intervención les proporciona mejoras en algún factor de sus vidas, les será más fácil, sencilla y cómoda. Especialmente importante es generar una buena experiencia en relación a todo lo que hacemos. Para ello actualmente existen una cantidad inmensa de recursos, diversas herramientas y técnicas que aderezadas con la creatividad nos hará mas competitivos.

Una de las herramientas que más se están empleando en la actualidad son las que engloban la comunicación corporativa, imprescindibles y accesible a todos. Ya no es exclusiva de aquellos que disponen de presupuesto para tener un gabinete de comunicación propio y exclusivo. Existen alternativas accesibles y que deben realizarse según un orden, con sentido común, marcando unos objetivos, obteniendo los conocimientos necesarios y principalmente un plan para que sea eficiente.

Algunos Mitos sobre la Comunicación Digital

No es necesaria la implicación Interna

No hay implicación de la dirección ni del equipo con la Comunicación que se está realizando. La empresa es un bunquer que no genera contenidos ni promueve la interacción de los clientes o usuarios con sus canales de comunicación. No hay conexión entre el interior del negocio y los clientes cuando salen por la puerta, siguiendo un comportamiento meramente informativo.

Suele suceder en aquellos casos en los que la Dirección está comunicando de forma robótica. es decir, NO está comunicando. Sin una buena comunicación interna no es posible realizar una comunicación externa. Los que ya tenéis experiencia sabéis que es obvio, pero no tanto para algunos empresarios que consideran que es un accesorio o están desvinculados de la forma de estar en contacto con sus clientes.

Hay demasiada competencia

Es cierto, aunque considero que es más una cuestión de perspectiva que un conflicto en si mismo. Considero que se resuelve mejor potenciando tu diferenciación, tu personalidad y buscando tu “pareja perfecta” ¿Cómo se consigue realizar con una empresa? Creando, Definiendo y Comunicando tu marca.

Es costosa

Todo depende de las necesidades. Por ejemplo, ni todos necesitan un resumen diario de prensa, realizar notas de prensa, crear eventos multitudinarios o estar gestionando la atención al cliente continuamente, actualizando sus videos corporativos o crear campañas publicitarias continuas, etc.

Una Web Corporativa no me trae clientes

¿Perdón? Antes debes analizar si realmente tienes una Web Corporativa (o es una web y listos) o Comunicas con tu web. ¡Una web Corporativa es el eje de tu empresa o proyecto!

Es posible que existan cientos de páginas ofreciendo lo mismo, lo que nos lleva a plantearnos que no es un simple espacio donde vendo y listos.

Para llegar a esa conclusión deben plantearse una serie de preguntas: 

¿Te representa y te identifica?

¿Explica con claridad que ofreces?

¿Conoces tu público objetivo y tienes tu posicionamiento (no el de Google) claro?

¿Desde cuando no la actualizas, tiene un Blog para contar cómo resuelves o resolverás los problemas de aquellos que te necesitan?

¿Está conectada con las redes Sociales?

¿Está optimizada para buscadores y posee todas las estrategias SEO?

¿Usas imágenes propias o de terceros?

Y una lista completa de cuestiones que diferencia una web como un simple espacio 2.0 de tu Web Corporativa que comunica tu mundo empresarial y profesional.

[bs_well size=”sm”]Pagar Adwords y anuncios en Facebook no aumenta mis clientes. [/bs_well]

Si partes de una web con los problemas planteados anteriormente sin resolver, lo mejor es no divulgarla. Una mala o inadecuada experiencia 2.0 para un futuro cliente repercutirá negativamente en tu imagen. Lánzate a por campañas, siempre puntuales, cuando tu imagen esté 100% completa. Si lo haces, hazlo bien.

Las Redes Sociales no ayudan

Sobre este tema ya dedicamos un artículo que puedes leer aquí 

Vamos a contar cómo esa idea genial es distinta a otras, los matices que hemos encontrado y que otros no, vamos a comunicar. La estrategia fundamental de tu empresa y uno de los pilares fundamentales del marketing, poco valorado por medianas y pequeñas empresas.

 

Un empresario, un autónomo, quién lleva un negocio, no tiene porqué conocer la organización o necesidades técnicas del negocio Online. Temas informáticos como la contratación de un Hosting y requisitos puramente técnicos para la realización de una página web optimizada, o funcionamiento de sus correos, etc.

En el amplio mundo informático y sus distintas especialidades, no debe olvidarse que acerca de las necesidades técnicas Online, existen  profesionales específicos del ramo. Lo lógico sería contar con ellos para realizar dichas actuaciones, también prestan servicios de asesoramiento a sus clientes sobre las actuaciones más convenientes en función de sus necesidades (ponerse en su lugar es básico).

Y es ahí, en el asesoramiento, donde en muchas ocasiones no se consigue el 100% del éxito. En la mayoría de las ocasiones encontramos varios inconvenientes. Fundamentalmente se suelen dar dos situaciones comunes, por un lado encontramos clientes que no se dejan asesorar, o por otro lado la razón es que “su informático de toda la vida” supone un obstáculo continuo y persistente a la hora de poner en marcha el nuevo proyecto.

De hecho, la gran mayoría de los informáticos no tienen formación especializada para ello, lo que es perfectamente lógico, ya que aunque el soporte sea el mismo, sus funciones y conocimientos se enfocan en otros aspectos técnicos.

En cualquiera de los dos casos nos encontramos con tantas trabas que agotan la paciencia o bien del cliente o del asesor responsable del nuevo proyecto. Buenos proyectos Online para la empresa ó autónomo y que son realmente necesarios.

En el caso del cliente que no se deja aconsejar es complejo pero no imposible, las reuniones, el diálogo continuo, las explicaciones bien razonadas y la insistencia con pruebas y ejemplos deben servir de base para intentar llevar a buen puerto el objetivo final. El cliente debe entender que debe dejarse asesorar por un profesional y su contratación siempre supone tener como prioridad los objetivos de dicho cliente.

Pasamos al caso de “el informático de toda la vida” ó también el familiar-vecino-amigo, una especie en extinción pero que aún pervive en muchas pequeñas y medianas empresas. No debemos jamás generalizar, ya que muchos de nosotros, informáticos titulados, tenemos a nuestros clientes permanentemente actualizados, protegidos al igual que buscamos siempre las mejoras funcionales para nuestros clientes.

Sin embargo, existen algunos casos en los que la falta de interés junto a la ausencia de conocimientos por parte del cliente (lógicamente, ya que no es su ramo)  ha llevado a una dependencia excesiva y en ocasiones imprescindible. Esta situación origina una serie de problemas a la hora de conjugar informática pura, creatividad, diseño, comunicación y necesidades estratégicas del cliente.

La informática es una disciplina que exige estar continuamente actualizado, el profesional que no aporta innovaciones y mejoras a sus clientes no está ejerciendo debidamente su labor.

En el momento de rediseñar y modernizar una web ya existente, de utilizar los medios técnicos, hospedajes en servidores, etc. del cliente, el trabajo debe ser conjunto, en equipo. Pero hay ocasiones en las que nos encontramos con este obstáculo, la falta de colaboración, bien por desconocimiento, por miedo al “intruso” que llega a un territorio que considera suyo y solo suyo, o por otros tipos de intereses (familiares, de connivencia, económicos, etc.)

Es el problema más grave de los planteados aquí y al que hay que saber enfrentarse con mano izquierda pero consistente. Por un lado, sin la colaboración del “informático de la casa” va a ser casi imposible conseguir los objetivos y por otro lado, el cliente que tiene en él depositada toda su confianza puede romper el nuevo proyecto ante los problemas que se le crea y la negativa a dejar de apoyar al mismo.

Hemos de ser cautelosos, prudentes, e intentar que ese primer rechazo que producimos quienes venimos “de fuera” poco a poco se vaya convirtiendo en alguien que viene a colaborar para mejorar sin dejar precisamente a nadie fuera.

Pero, no obstante, es necesario hacer un llamamiento a la prudencia de los autónomos y pequeños empresarios. No se puede, no se debe, depender en exceso o totalmente de quienes tienen que proveernos de los servicios informáticos esenciales para nuestro negocio. Si alguien o alguna empresa nos obliga a depender en exclusiva de ellos no nos está haciendo ningún favor.

La informática de un empresa debe ser lo suficientemente estándar y transparente como para que cualquier informático con formación pueda realizar las operaciones necesarias para el mantenimiento, operatividad y mejora de los servicios informáticos.

En caso contrario, estarán avocados a la inoperatividad absoluta en el momento que, por cualquier circunstancia, ese informático falte.

Como mencionábamos en el articulo anteriorel objetivo del Plan de Comunicación no es otro que definir los objetivos externos e internos de la comunicación. De esta forma se facilita la fluidez de las acciones tanto en comunicación interna (con los empleados, proveedores, etc.,) como en la comunicación  externa (con los medios y públicos).

 

A la hora de ejecutar cualquier acción de comunicación el plan será un referente, como si de una guía se tratase inclusive en situaciones de crisis.

Es un factor estratégico en la empresa y desconocido por la pequeña y mediana empresa, obligada en numerosas ocasiones a improvisar y con ello descuidando su imagen corporativa cuando el volumen de negocio aumenta.

La pregunta para los que desconocen este factor estratégico en profundidad seria:

 

¿Cómo me beneficia ?

 

Citamos algunas de ellas, que lógicamente deberán estudiarse en cada caso especifico, pero a rasgos generales son, la aplicación de un sistema profesionalizado de relaciones entre los departamentos, redefinición de las relaciones en el trabajo, optimización de los cuadros profesionales, etc.

 

Los Objetivos

 

Entre los objetivos externos, entre otros, se encuentran el aumento de la popularidad o conocimiento  espontáneo de la población sobre la empresa y su trabajo, que la valoren positivamente, ser líderes en un determinado ramo o sector o alcanzar una comunicación eficaz y transparente.

 

Los objetivos internos se enfocan en el núcleo corporativo e institucional. Es la base donde se asienta toda la comunicación, ya que una mala gestión de comunicación interna repercutirá negativamente en todas las acciones externas. Si las relaciones interdepartamentales, entre los empleados o con sus familias por ejemplo, no son las adecuadas todo el esfuerzo en comunicación externa será altamente ineficaz.

 

Vamos a delimitar los objetivos generales, pueden darse algunos o varios factores, como mencionaba antes según cada caso o necesidad.

 

  1. Presentarse ante la opinión pública. En el caso de nuevas empresas, modificación de su estructura, dirección o cualquier otra circunstancia que la empresa considere necesaria para esta actuación.
  2. Obtener un espacio estable y definido en los canales de comunicación conforme a un plan previo.
  3. Contribuir a los objetivos generales de la institución o empresa.
  4. Mejorar sus métodos internos de trabajo, su productividad y el bienestar de los implicados.
  5. Generar una imagen corporativa determinada, como consecuencia de todo lo anterior, siempre ajustada a los objetivos, consecuente con su historia y esperanzadora y positiva hacia el futuro.
  6. Afrontar situaciones de crisis conforme a unos protocolos previos y superarlas con el menor daño posible, y generando al final del proceso sensación de confianza.

 

La elaboración del Plan de Comunicación es compleja y requiere un equipo de trabajo coordinado que conozca detalladamente todas sus características, los mecanismos y las herramientas de comunicación.

Esta complejidad inicial a posteriori facilitará todas las acciones necesarias a corto, medio y largo plazo. Debe ser por lo tanto considerado como una inversión estratégica que evitará en el futuro complicaciones que podrían ser más costosas.

Y ya no solo en cuanto al factor económico, sino en cuanto al deterioro de la imagen de la empresa, la gestión de las posibles crisis y la productividad.

 

Quién soy y quién lo sabe

 

Una empresa que sabe y conoce lo que se habla de ella dentro y fuera de sus puertas es más ágil a la hora de elaborar estrategias, definir objetivos a futuro y garantizar su posición en el mercado. Sus empleados serán mas productivos si existe transparencia y buena comunicación, la dirección conocerá qué está haciendo bien y qué está haciendo mal y todo ello repercute en el cliente. Se crea de esta forma un ciclo de buenas relaciones que solo puede traer satisfacción a todas las partes implicadas.

 

El detalle de ésta la podemos expresar en diversos ámbitos. Entre ellos:

  • Plan de medios y relaciones públicas,

  • Plan de comunicación interna,

  • Plan de gestión de crisis,
  • Plan de responsabilidad social, etc.


Muchas gracias por la lectura y esperamos que haya sido de utilidad, aportando un poco más de conocimiento sobre el mundo de la comunicación empresarial. TobeOnline Consultores