Tag

profesionales

Browsing

Una marca debe mimar y cuidar su imagen, su branding y su reputación, con la tecnología a su alcance para que con el mínimo esfuerzo se cubran sus expectativas y se realice una compra efectiva y satisfactoria por parte del cliente.

Para cuidar de la reputación de una marca hay imprescindibles que deben tenerse en cuenta, y aunque hay más factores o “herramientas”, os contamos las más accesibles y comprensibles.

Una de ellas es la reputación del líder, es necesario que su máximo responsable (Dueño, Director, CEO, Gerente, etc.) se convierta en un líder 3.0, y por tanto, tenga claro el nuevo entorno dónde se mueve el negocio, Internet.

Un líder 3.0 debe:

  • Ser Digital: Estar presente en las redes sociales cuidando su reputación, expresando su conocimiento del producto y servicio, generando confianza y transparencia permanentemente. Visto así parece agotador, sin embargo aquello que motiva a un emprendedor versus empresario puede motivar del mismo modo a su equipo para dar lo mejor de sí.
  • Transmitir entusiasmo al equipo: El entusiasmo se contagia, las emociones positivas también, y tener un entorno social compartido positivo solo puede aportar beneficios.
  • ¿Crees que tu proyecto es positivo? ¿Realmente presta un servicio que colabora a mejorar la vida de tus clientes? ¡A qué esperas para transmitirlo!

Para conseguir esos objetivos lo primero que debe plantearse es un plan de comunicación corporativa.

Plan de Comunicación Corporativa

Trabajando la comunicación corporativa conseguimos varios beneficios:

  • En primer lugar, concebiremos una identidad e imagen que emitiremos de forma homogénea desde la empresa (por cualquier miembro y por cualquier canal).
  • Si se trabaja adecuadamente influirá en conseguir una buena reputación de la marca y contribuirá positivamente en el prestigio de la marca.
  • Directamente ayudará en el incremento de confianza que transmitimos y generaremos conocimiento de la empresa.
  • También destacar que con una buena comunicación corporativa se puede lograr objetivos marcados con mayor facilidad y que a nivel interno influirá en disponer de un equipo humano con mayor rendimiento.

Los Planes de Comunicación se conciben para definir los criterios básicos de comunicación (interna, externa y de marketing) durante un periodo determinado de tiempo. Deben ser revisables y modificados en función de la situación de la empresa teniendo en cuenta su fase, bien de nacimiento, madurez o estado de su reputación corporativa. Para diseñar un plan de Comunicación Digital además hay que sumar varios factores que serán fundamentales para que sea efectivo.

Objetivo de la Comunicación

Debes tener uno concreto, no sirve vender más, debe ser más concreto. Conviene analizar qué puedes mejorar, qué servicio o producto quieres potenciar, etc. Primero piensa en un objetivo general y a partir de ahí otros más específicos.

Céntrate en cómo puedes mejorar el servicio que les das a tus clientes durante el proceso o en un punto determinado, como mejorar la reputación, destacar tu competividad, etc.

Además, para  alcanzar tu objetivo general debes ir paso a paso, conquistando metas que en muchos casos ponen de manifiesto puntos de mejora que no habías percibido con anterioridad. Detecta debilidades y transfórmalas en oportunidades, es posible con un buen análisis y creatividad. Crea campañas enfocadas en los pequeños pasos que te conducirán a tu meta.

Ejemplos del objetivo general, atraer más clientes o un tipo de cliente diferente, dar a conocer tu trabajo, crear o consolidar tu marca, etc.

Ejemplos de objetivos específicos, mejorar la forma en que atiendes a tus clientes, potenciar un determinado servicio, mejorar la reputación, conseguir clientes de calidad, etc.

Profesionaliza toda la estrategia de comunicación, extrae todos los recursos y herramientas existentes en la actualidad a beneficio de la empresa y no dejes en manos de las circunstancias y el desconocimiento uno de los factores más importantes, la imagen, el conocimiento y la reputación de tu marca.

Refuerza la reputación

Aporta transparencia y contribuye en la reputación corporativa positiva que depende cada día más tanto de la presencia en la red como de lo que se dice sobre las marcas.

Plan de Redes Sociales

Para comenzar, ¿Por qué es fundamental un buen diseño en tu web?

Un diseño web despreocupado y poco cuidado repercute directamente en la reputación profesional y corporativa.

El Plan de Redes Sociales junto al plan de contenidos de tu blog es el combustible que necesitas para que tu web, tu vehículo, te lleve a dónde quieres llegar.

Una mala imagen, mensajes que no te describen, identifican y diferencian de la competencia, una web con la zona del copyright anunciando que es una web gratuita mostrará a todos que tu proyecto no merece ni que tú mismo inviertas en él, y un gran descuido. Aquellos que te descubran serán clientes perdidos muy difíciles de recuperar.

Es muy usual ver a propietarios de negocios hacer campañas pagando a Google y Facebook sin estar preparados divulgando de esta forma su imagen inadecuada. Las consecuencias de estas acciones son dos básicamente:

– Inversión para divulgar un producto mal presentado.

Deterioro en la reputación que costará una inversión aún mayor en tiempo y dinero recuperar.

Tener presencia en redes sociales, con perfiles completos, descripciones adecuadas y verificadas aporta reputación, cuidado y todo lo importante que es para ti que los demás te vean bien.

Porque es lo que todos percibimos al adquirir un producto o servicio, ese intangible que creamos y recreamos desde las distintas especialidades que trabajan día a día por comunicar todas las w’s de los distintos proyectos. Reputación, confianza, beneficios, identificación, diferenciación, aquello que nos hace únicos envueltos en la narración de la empresa.

En los nuevos medios, es decir, en las Redes Sociales y medios digitales utilizados por la empresa, la escucha activa se hace a través de la monitorización y para ello también han proliferado diferentes herramientas para cubrir esta necesidad gracias entre otras al Marketing Digital. Gracias a esta escucha activa seremos capaces de mejorar la imagen externa y reputación de la marca.

Dependiendo de tu tipo de negocio hay más factores que te ayudarán en el camino, pero este es un comienzo imprescindible para aportar confianza, credibilidad, reputación y SEO entre otras ventajas.

Que se tenga un perfil de usuario en las redes sociales y se emplee a nivel personal no significa en absoluto que se tengan las nociones suficientes para utilizarlas de manera profesional. Hemos visto ya demasiadas marcas con un uso muy deficiente de las redes sociales que en ocasiones incluso les han creado auténticos problemas de reputación.

Los profesionales, los community manager, actúan en nombre de la marca hablando por ellas, como ellas, ofreciendo atención personal, cuidando de su reputación, defendiendo su integridad y estando alerta ante cualquier acontecimiento tanto positivo como negativo que pueda afectarle.

  • Atención al cliente y al usuario conociendo cómo actuar ante las críticas, los llamados “trolls” y especialmente ante situaciones de crisis de reputación.
  • Sabe cómo actuar con trolls y ataques a la reputación. (Aquí hemos creado un artículo solo para aprender a interactuar con trolls)
  • Conocimiento sectorial: Debe tener una ciertos conocimientos sobre el funcionamiento en el que la organización desempeña su función, para afianzar la credibilidad y la reputación.

El boca a boca Digital

Con el boca a boca clásico la información sobre tu empresa apenas circula  y además no es un método fiable. Todos sabemos cómo la información degenera y se transforma al pasar de unos a otros. Haced la prueba los que vendáis servicios especializados.

Esto es algo que no sucede cuando es la empresa quien se ocupa de contarlo y está pendiente de qué y cuándo se dice. Con ello ganas reputación, credibilidad y confianza, nada más y nada menos.

En el boca a boca digital además se comparte cualquier novedad e incluso se crean acciones o “excusas” que se convierten en historias para contarlas. Aquí ya tenéis contenidos para el Blog y las Redes Sociales.

Si nos ponemos a pensar, tenemos muchas historias que contar sobre nuestras empresas, productos y servicios, todo es comenzar. Y cuánto antes y mejor lo hagamos, más y mejor se puede crecer.

Gestionar la Comunicación, reputación y contacto con los clientes en manos de alguien que “se le da bien”, es como solemos decir, estar por estar, y además es peligroso para tu reputación. Es mejor llevar tú mismo las redes sociales que dejárselas a cualquiera, y parece que estamos tirando piedras en nuestro propio tejado.

Las redes sociales que gestionamos las realizan periodistas o profesionales supervisados por periodistas y expertos en comunicación de empresas con formación en redes sociales (community manager).

Una de las funciones del Responsable de Social Media es captar interesados y llevártelos a tu página de contacto, cuando te necesiten si vendes un servicio o que te compren cuando tengas productos, una oferta o una promoción. Y también…

  • Aparte de saber manejar las redes sociales como una buena y potente herramienta de comunicación y reputación que hay que cuidar y mimar, tener publicaciones que dirijan hacia tu web y viceversa (y aquí entra en juego el Blog también).
  • Sirve como responsable de atención al cliente, aporta visibilidad y recuerdo de tu marca.
  • Debe medir y valorar qué está gustando a tu audiencia, qué horas son las mejores para publicar. Ser capaz de crear una estrategia que genere reacciones y que se compartan las publicaciones.

Además, debe proporcionar una visión general de 360 grados de la empresa abarcando desde la estrategia de crecimiento, el clima interno (qué experiencias sienten los empleados en el seno de la empresa), lo que desean los clientes o públicos y el sentimiento hacia ella, la reputación. Más que clientes, genera fans, fideliza tras cada venta y debe convertir cada interacción en una experiencia única e inolvidable.

Agencias de Comunicación

Las Agencias de Comunicación Digitales, como TobeOnline, están dirigidas por profesionales de la comunicación que diseñan toda una estrategia para que las empresas puedan llegar a los usuarios y no sólo ofrecerles sus productos sino que puedan tener una auténtica experiencia positiva con la marca y mantener una relación en el tiempo que favorezca a ambas partes, al usuario proporcionándole sus necesidades de una manera absolutamente satisfactoria y a la marca generándole una productividad que le permita seguir creciendo y llegar a más público, a más clientes potenciales.

El Dircom, el Director de Comunicación, debe trabajar codo con codo con el CEO de la empresa para que la sinergia entre ambos lleve a una estrategia coherente, específica y personalizada de la marca con sus públicos objetivos. La importancia del Dircom y de la Agencia de Comunicación es extraordinaria para llevar a buen puerto la planificación de una marca.

La seguridad el gran reto

Podría ser muy sencillo alterar nuestra identidad digital, de hecho hay víctimas de estos ataques que han visto su reputación en juegoo incluso sufrido problemas legales en ocasiones difíciles de solucionar.

La ciberdelincuenciaestá a la orden del día por lo que hay que proteger nuestra identidad digital de manera eficiente y con la máxima seguridad.

Y también están los Trolls, su función es la de un provocador o incitador de comentarios negativos hacia su “víctima” con la finalidad de menoscabar y poner en duda su reputación y buen nombre.

Cómo actúan

  • Envían mensajes citando a la organización o a un usuario en particular que es públicamente conocido por pertenecer a ella.
  • Contestan o entran en un hilo de conversación atacándola de forma agresiva o cuestionando su credibilidad o actuaciones.
  • Pueden crear hastags creando una campaña de desprestigio (en este caso se debe acudir a un profesional en crisis de reputación y redes sociales si no se tiene preparado un plan de crisis, un Community Manager profesional sabe cómo actuar). 

 

Dejamos aquí consejos claves para que la interacción con los trolls no se convierta en un autentico caos de reputación y consigan sus objetivos.

En estos temas es fundamental disponer de un informático especializado, como tenemos en TobeOnline. 

Los informáticos, en las agencias de comunicación, ofrecen las mejores herramientas utilizadas en el Marketing Digital que sirvan para analizar, medir, constatar que las acciones de planificación y estrategia comunicativas están dando sus frutos, para saber que si se va por el buen camino, hay que incidir en la misma y si los resultados no son satisfactorios modificar la estrategia a tiempo por el bien de la marca, su planificación y su reputación.

Pero además, saben aplicar las medidas de seguridad convenientes para la protección de nuestra marca y están atentos a todos los problema ya que cualquier actividad que desarrollemos debe ser realizada teniendo muy en cuenta la seguridad de nuestras cuentas, de nuestros dispositivos, de nuestros datos, al fin y al cabo de nuestra empresa.

Casos de Éxito

Nuestra CEO es especialista en reputación corporativa, con experiencia en dicho campo.

Tenemos casos de éxito sobre reputación, campañas electorales en las que hemos resultado ganadores o hemos obtenido buenos resultados juntos, en equipo, y con el gran privilegio de trabajar con personas comprometidas que sabiendo que tendrían un responsable de comunicación se han dejado asesorar, aconsejar y nos han integrado dándonos voz y poder de decisión.

Tenemos casos de éxito en Transformación Digital, aumentando la facturación, reputación y experiencia de clientes, que han tenido que realizar una formación personalizada para aprender a realizar los procesos de forma más eficiente. Han ganado tiempo para centrarse en lo importante y la experiencia y satisfacción tanto del equipo como de los clientes ha tenido resultados magníficos.

Pero en todos nuestros triunfos, insisto, (lo sabemos el equipo de la empresa y nosotros), ha existido coordinación, apoyo, respeto, hemos dejado espacio para que cada especialidad se desarrolle, proponga y decida la mejor estrategia.

Aún así preferimos que sea el cliente quién cuente sus éxitos, en la sombra continuaremos haciendo nuestro trabajo que es el de contribuir al crecimiento de las marcas, cuidar su reputación y contar qué son, cómo y porqué las necesitamos en nuestras vidas.

 

La comunicación corporativa no es una estrategia de ventas, va mucho más allá. Comunicar no es exclusivamente hacer publicidad.  Es un brazo indispensable del Marketing y de la estrategia del negocio. Con su ayuda se define la personalidad de la marca, la diferencia del resto frente a la competencia y prepara la totalidad del negocio para interactuar y relacionarse con todos sus públicos.

Además, debe proporcionar una visión general de 360 grados de la empresa abarcando desde la estrategia de crecimiento, el clima interno (qué experiencias sienten los empleados en el seno de la empresa), lo que desean los clientes o públicos y el sentimiento hacia ella, la reputación. Más que clientes, genera fans, fideliza tras cada venta y debe convertir cada interacción en una experiencia única e inolvidable.

Todo el conjunto de actuaciones y comportamientos de la Marca debe estar coordinado, planificado y ser coherente.

Es común en la pequeña y mediana empresa confundir acciones de comunicación con acciones comerciales

Si bien siempre ha sido imprescindible gestionar la Publicidad adecuadamente para poder vender, en la actualidad no está tan clara para muchos la diferencia entre Comunicación, Publicidad y Ventas.

Las redes sociales suponen el canal de comunicación más accesible de la historia, conecta Marcas directamente con el consumidor final, permite el diálogo entre ellos y aparentemente es gratis. Efectivamente son gratis para los usuarios y empresas, aunque ya se sabe que si es gratis el producto eres tú. Gestionar las RRSS es una profesión, un Community Manager o un Social Media Estrategist son los encargados de gestionarlas en las empresas que pueden permitírselo. Si te vas a encargar tu mismo de gestionarlas, aprende, pide consejos y déjate asesorar.

Las Marcas tienen dos opciones en las redes sociales y la combinación de ellas depende de los recursos que se puedan invertir cómo en todo.

Una opción es Comunicarse con usuarios que puedan convertirse en potenciales clientes. Esto no significa que estemos todo el día promocionando nuestros productos, ni mostrar cuánto leemos sobre nuestro tema y compartir links cómo locos. Para comunicar eficazmente se debe escuchar, y para escuchar hay que conectar. Las Marcas y profesionales que están en las RRSS no deben ser ni un periódico ni una revista lanzando mensajes sin parar. Y no me canso de decirlo, vender por vender allí no te trae clientes, ser un monólogo tampoco. Lo explico mejor más adelante.

Otra opción combinada y complementaria (y no es imprescindible) es usar la publicidad pagando el importe que desees o puedas. Eso sí, hay que aprender a hacerlo para no malgastar y obtener conversiones reales.

Voy a describir algunos consejos sobre comunicación corporativa de acuerdo con los errores más frecuentes en Pymes y profesionales:

Debes tener paciencia si acabas de comenzar creando acciones de  Comunicación o iniciado la transformación digital de tu Marca, no hará que vendas mucho más los tres próximos meses, eso sí, cuanto antes des el paso antes comenzarás a ser conocido en los medios digitales y por los usuarios. Todo dependerá de la habilidad con la que te muevas, la combinación de estrategias y lo implicado que estés. Es un proceso que requiere tiempo y dedicación, una inversión que permitirá estar en la mente del usuario para aquellos momentos en los que te necesite. Debe usarse para conectar con ellos, escucharlos, atenderles. Si está bien gestionada el retorno se multiplicará por 10.
Ejemplo: Ponte en el lugar de tu cliente ¿Compras algún producto o contratas un profesional por ver tres posts en Facebook o Twitter? Estoy segura que no. Piensa qué priorizas al elegir tus compras y ponte en el lugar de tus posibles clientes.

– Cuída de tu Marca cómo te cuidas a ti mismo, no, mucho más. Me gusta decirle a mis clientes que deben imaginarse cuando eran solteros (por si acaso), seguro que entiendes a qué me refiero.

– Es muy común no seguir estrategias de Branding, posicionamiento, aportar una personalidad que defina la marca frente a las demás y deja claro en la mente de los consumidores cuál es tu Valor Único y Diferencial.

– Utiliza las redes sociales como medio Comunicación y no de Difusión. Actuar con los usuarios y fans únicamente como emisores de mensajes y no interactuar o hacerlo mínimamente y únicamente cuando ellos nos buscan es lo que ha llevado a la crisis a medios convencionales que han tenido que abrirse y crear razones para conversar con su audiencia. Mi consejo, genera recuerdos, emociones que se marquen y que te relacionen con ellas.

Mide, utiliza las herramientas de estadísticas para valorar qué interesa de verdad a tu audiencia. Son gratuitas si utilizas las funciones básicas y muy completas. Utilizarlas te hará mucho más productivo y poder publicar contenidos más afines a ellos. Créeme que te evitará frustraciones.

– No eres una gran empresa, los negocios se llevan a cabo entre personas. incluso siendo una gran empresa están cada vez más mostrándose cercanos y accesibles mejorando algunas de ellas la atención al cliente de forma considerable. Además está comprobado que los CEOs que poseen vida social en las redes obtienen mejores resultados, credibilidad, confianza y ello repercute en la cuenta de resultados.

Es imprescindible invertir tiempo o recursos para el Marketing de contenidos. Un blog por ejemplo, con contenidos periódicos e interesantes te posiciona como una empresa o profesional que conoce los problemas que debes resolver o las necesidades, aplicaciones de tu producto o servicio a los clientes presentes o futuros. La variedad de contenidos es enorme, trata de ser creativo y aportar soluciones e impacto tanto en el blog como en las rrss. Si eres una pequeña empresa o profesional y no puedes contratar a alguien, dedícale 30 minutos por la mañana y por la tarde a las RRSS y otra media hora a la semana al blog. Cuando entras en rutina el esfuerzo es menor.

Quizás necesitas renovar el logotipo ¿Se recuerda fácilmente? ¿Te diferenciaría en un photocall por ejemplo? Quizás el logotipo no debería ser simplemente un nombre con una letra “chula”. Invierte en crear uno que marque tu diferencia, lo agradecerás.
Ejemplo: Piensa en las Marcas que recuerdas, observa sus logos y la evolución durante los años. 

– Una empresa que quiera sobrevivir este cambio de época deberá por comenzar fidelizando a los empleados, ellos son los principales embajadores de tu marca. No se trata de crear un ambiente feliz a la fuerza, ni obligarlos a ir una vez al mes a un partido que no les apetece. Seguro que recuerdas a alguna empresa por el descontento de su plantilla. Además, un empleado satisfecho atiende mejor al cliente si está en primera línea y es más productivo. Deja que haga sugerencias, tus empleados están directamente trabajando en los procesos y quizás tengan aportaciones positivas, valóralo.

Cuida y observa con atención qué sienten tus clientes durante todo el proceso en el cual están en contacto con tu Marca. Analiza los puntos de mejora periódicamente  y corrige los posibles puntos conflictivos. Si su experiencia no es muy satisfactoria en la primera ocasión se irán con la competencia.

– Contrata a profesionales cuando puedas permitírtelo o si tu intención es crecer. Es una inversión que generará un retorno, eso sí, comprueba sus referencias y trabajos anteriores. Confía en ellos, aprende y pregunta lo que no entiendas, su responsabilidad es cuidar la imagen de tu Marca y hacerte crecer.

¿Crees que vender es lo mismo que comunicar? Abro el debate. Deja tu comentario y aporta tu idea.

Una nube mejora la productividad de tu empresa por un coste menor del que piensas

Un paso importante para la transformación digital de pymes y profesionales autónomos, que ahorra costes y tiempo. Voy a ofrecer una serie de claves que pueden a ayudarle a decidirse por la solución que mejor se adapte a sus necesidades.

No obstante, como siempre aconsejo, lo mejor es acudir a un profesional que le asesore.

Una nube, en su definición más simple y sencilla, no es más que una serie de servidores a los que se puede conectar siempre que se desee sin cables a través de tecnología inalámbrica, internet o vía wifi.

Los dos tipos básicos de nube son, poseer un servidor propio en la oficina o en el establecimiento (servidor local) o en una empresa que ofrece dicho servicio (servidor externo).

Después lo podemos complicar todo lo que queramos, hay tipos de nube, de servidores, para todos los gustos, para aplicaciones compartidas, para poder disponer o enviar los datos desde cualquier lugar y cualquier dispositivo, etc.

Un mundo en el que dependiendo de la tecnología que tengamos y del dinero que estemos dispuestos a gastar podemos llegar hasta casi el infinito y más allá.

Sin embargo, normalmente las necesidades para una pyme o una pequeña/mediana oficina profesional pasan por disponer básicamente de un lugar donde almacenar todos los datos y tenerlos centralizados para que los diferentes equipos con los que trabajan puedan acceder al mismo simultáneamente. También para disponer de alguna aplicación multiusuario que ofrezca funcionalidad compartida. Poco más.

Obviamente, el disponer de un servidor que centralice toda la información y al que se pueda acceder sin necesidad de cableado ni otras trabas es perfecto en ahorro de tiempo, efectividad y un aumento considerable de productividad en el trabajo.

Para ello básicamente pueden disponer de dos tipos de servidor. Vamos a ver algunos pros y contras:

Servidor externo

Es un servicio contratado a una empresa especializada y al que nos conectamos vía internet. Las hay muy buenas que ofrecen diferentes servicios según las necesidades del cliente incluso algunas personalizando según lo que realmente nos haga falta.

Las tarifas son variadas y lógicamente depende de lo que se contrate pero podemos escoger un plan básico y posteriormente subirlo si nuestras necesidades crecen, para mí la mejor opción así no se comienza pagando grandes cantidades.

De esta manera, nos olvidamos de problemas técnicos, de equipos y su mantenimiento, de copias de seguridad, etc., porque ellos se ocupan de todo.

Por contra, y esto también es necesario saberlo, los datos de su empresa no serán controlados por vd., no estarán en su ubicación y en caso de un fallo o avería de la conexión a internet no podrá acceder a ellos hasta que se arregle. Igualmente, tendrá un coste mensual para siempre que puede hacerle sentirse en cierta manera “esclavo” de dicho servicio.

Así pues, es necesario escoger una empresa reconocida y que le ofrezca una garantía absoluta ya que son ellos los que van a alojar físicamente todos los datos de la empresa.

Servidor local

En éste caso estamos hablando de un equipo que físicamente se encuentra en su empresa, al que se accede de forma inalámbrica mediante wifi y que puede centralizar tanto datos como aplicaciones si se desea. Todos los datos de su empresa no saldrán de su ubicación y serán permanentemente controlados por vd.

Incluso si lo tiene bien organizado en caso de fallo o avería en la conexión a internet podrá seguir accediendo a los datos mediante conexión por cable o extrayendo la información por medio de cualquier dispositivo externo.

Sin embargo, ha de tener claro que necesita de un equipo con unos requisitos suficientes, realizar un mantenimiento periódicamente, copias de seguridad, etc, y para ello contratar un profesional fijo o una empresa que se ocupe de todo. También, con el tiempo, tenga claro que necesitará cambiar el equipo.

Y voy a reiterar una idea que he comentado, los profesionales son los que mejor pueden asesorarles y si lo que desea es una solución efectiva que perdure y realizar una inversión segura mi consejo siempre será que no deje la gestión de su empresa u oficina en manos del consabido cuñado, sobrino, primo o amigo “que me lo hace baratito” porque al final con seguridad le saldrá bastante mas caro.

 

Es usual creer que un Vídeo Corporativo es sinónimo de algo exclusivo, costoso y accesible solo para grandes empresas, nada más alejado de la realidad; están al alcance de todas las empresas y a un coste asequible.

 

Bien es cierto que existe un sentimiento común al respecto, “estoy comenzando, lleno de gastos y aún no gano los suficiente para cubrirlos”. Una pequeña inversión en un vídeo que comunique la filosofía de una empresa que está dando sus primeros pasos pude ser fundamental para dar un gran paso y avanzar. Hay que tener en cuenta los beneficios que pueden llegar a aportar un buen vídeo que defina a tu entidad desde el inicio.

Un contenido audiovisual permite que presente tus actividades y servicios ante una gran multitud, permite el contacto directo con tus clientes y da a conocer dicha entidad en profundidad.

Un buen vídeo corporativo te va a permitir diferenciarte de la competencia obteniendo un claro posicionamiento en la mente del público objetivo. También ayudará a que tu propia empresa registre un aumento en las ventas del producto o servicio que ofreces y así permite comunicar los objetivos que pretendes alcanzar. Y dotará a tu entidad una imagen innovadora y actualizada, resultando ser un método muy efectivo a la hora de comunicar.

Por último, hay que tener en cuenta que nos encontramos ante una sociedad en la que su mayor consumo informativo está enfocado a los productos  multimedia. Teniendo esto en cuenta, es primordial que hoy en día tu empresa disponga de un vídeo corporativo en el que se detalle quiénes somos, dónde vamos y qué pretendemos alcanzar. Sin duda, todo esto en un contenido audiovisual con un buen guión, que represente el espíritu de la empresa hace que sea más fácil de difundir. Ya que comunicándolo exclusivamente mediante el uso de palabras puede resultar aburrido y monótono.

Por esta razón, y hoy más que nunca, está vigente el dicho: “una imagen vale más que mil palabras”.

Así de sencillo. Las Redes Sociales no son plataformas de anuncios. Fueron creadas y han proliferado por su capacidad de conectar ideas, emociones, sentimientos, intercambiar conocimientos e información.
Es tentador que las marcas y emprendedores estemos presentes en ese gigantesco festival de mensajes que no cesa. Y de hecho no es perjudicial estar presentes, ni tampoco es imprescindible estar en ellas.

Entonces, ¿para qué quieren los profesionales las Redes Sociales?

Cumplen exactamente la misma función que motiva al profesional a salir del despacho, acudir a conferencias y reuniones o encuentros profesionales, con una ventaja exponencial, tener una cobertura y amplitud de relaciones considerablemente mayor.

 

Puedes optar por quedarte con la rutina de ir de casa al trabajo y viceversa o por tener una vida social y profesional en la cual todos sabemos que siempre se encuentran oportunidades.

 

Puede que no se identifique su “utilidad” en todos los sectores. La decisión de estar o no estar es individual, pero permíteme que te proporcione algunos consejos, especialmente si aún eres de los que se resiste a participar de la vida social de las Redes.

Me gusta partir de la comparación con la que llaman algunos la “vida real”. Aquí son validas todas las habilidades sociales que practicamos desde niños. Todo va a depender de “a quién te arrimas”, del “dime con quien andas…”, como también “mas vale la calidad que la cantidad”, “no hay mal dicho sino malas interpretaciones”, y una de mis favoritas “si no dices quien eres, otros lo dirán por ti”, por citar algunas.

Sobre la Privacidad

En las Redes Sociales compartes lo que quieres, así como cuando encuentras a un amigo le cuentas más o menos detalles sobre tu vida según la confianza que tengas con él. El mito de la privacidad de las redes sociales es tan relativo como tu capacidad de decir lo que es más o menos conveniente en cada momento o a quien se lo cuentas. La privacidad en el caso de un perfil profesional no tiene mucho sentido, ¿Acaso hay algo que no quieras decirle a todo el mundo sobre tu trabajo?, simplemente no lo cuentes.

Si tienes un empleo fijo como empleado público, obviamente puedes llegar a pensar que las redes solo están para intercambiar noticias indignantes o fotos de gatitos.

 

Si eres emprendedor, autónomo o profesional con aspiraciones, las RRSS son imprescindibles por varias razones:

 

[bs_well size=”sm”]Ser conocido[/bs_well]

Sin ellas, solo te conocerán tus contactos directos en tu entorno, las relaciones que se crean sin fronteras físicas son prácticamente inviables sin estar conectados por las redes.

[bs_well size=”sm”]Sabrán que haces[/bs_well]

No sabrán de tus habilidades, cualidades o aptitudes ni tus relaciones más cercanas, ni las que están distantes o no conoces personalmente a no ser a través de la opinión del cliente o que conozcan directamente tu trabajo. ¿Estas seguro de que aquel cliente realmente ha llegado a conocer todas tus aptitudes?  ¿Realmente él conoce tu trabajo mejor que tú para que sea la única y exclusiva referencia de tus capacidades? Te has encontrado seguramente alguna vez con un cliente de “aquellos” de los que deseas que finalice el proyecto y descansar… Si no lo cuentas tu, nadie lo hará mejor (y tomando unas cañas puede que no sea el mejor método de contarlo).

[bs_well size=”sm”]Crear tu Marca[/bs_well]

Estamos muchos de acuerdo que en las Redes Sociales no se vende, ese era el milagro que muchos esperaban y que desanimaron a la mayoría. Los mensajes directos de compra no suelen ser muy efectivos y por el contrario si contribuyen a crear y construir la marca. De cada 10 mensajes efectivos, uno o dos pueden convertirse en una venta.

[bs_well size=”sm”]El alcance de tus mensajes[/bs_well]

Tus mensajes están contando a los demás que:

[bs_icon name=”glyphicon glyphicon-ok”] Existes

[bs_icon name=”glyphicon glyphicon-ok”] Qué sabes hacer

[bs_icon name=”glyphicon glyphicon-ok”] Cómo puedes resolver un problema determinado

[bs_icon name=”glyphicon glyphicon-ok”] Dónde estás cuando te necesiten

[bs_icon name=”glyphicon glyphicon-ok”] Que recuerden quién eres por lo que haces y compartes.

Por orden de influencias el ámbito que consigues con tu actividad en las principales redes sociales es:

Linkedin: si es imprescindible estar en contacto con otros profesionales, también lo es Linkedin. Hoy es decisivo para el reclutamiento de empresas con departamentos de RRHH y una referencia a la hora de buscar contratos puntuales o profesionales que no están en tu red cercana de contactos (que aún es el método habitual de contratación). Si no tienes ese perfil, también te interesa, todos podemos necesitar conocer alguien en determinados sectores. Tus interacciones darán forma a tus relaciones. Solo abrir el perfil e insertar el curriculum no sirve para nada.

Facebook: ambiente cercano y próximo. Alcanzas amigos de amigos como mucho dependiendo de la privacidad que tengan definida. Los contenidos que se compartan dependerán del tipo de relaciones que mantengas con tu red.

– Twitter: el mundo entero, aunque también depende de quienes decidas seguir y lógicamente de cuantos te siguen (e interesan por lo que dices). El nivel de conversación es tan variado como el entorno que puedas crear alrededor.

Instagram: el mundo entero, mucho más abierto que Twitter, si tienes capacidad de expresar gráficamente tus mensajes, es perfecto. Los jóvenes están allí. Si tú público objetivo tiene menos de 30 años es tu red social.

Pinterest: perfecto para marcas que al igual que instagram dispongan de materia gráfico o imaginación para crearlo, creas tableros temáticos por productos, gamas, etc. Un campeón en Seo.

Google+: si Google es el rey, puedes imaginar que es imposible existir sin Google +.

Youtube: Si ya eres un usuario avanzado en Redes Sociales hoy por hoy es la herramienta más eficaz. El vídeo de apenas unos minutos es el contenido más compartido en Internet y las Redes. Es quizás el formato de mensaje más complejo, laborioso y especializado de todos, pero el más efectivo. Merece la pena invertir en un buen audiovisual si se tiene la oportunidad, eso sí, necesitas de las otras redes sociales para darle difusión. Para alcanzar un buen posicionamiento orgánico (SEO), ese posicionamiento que no hay que pagar, estamos en la misma situación que con la red de Google+, “San Google” te dará prioridad sobre otros usuarios que no lo utilicen.

Blog: aquí tienes una orientación sobre la utilidad de tener un blog. Y nunca olvides, un blog no es imprescindible para prosperar, encontrar trabajo o conseguir clientes, pero es una herramienta cada día más útil sabiéndola usar. Conozco blogueros que no han sido capaces de mantener ese espacio y se rinden tras el primer o segundo año, y otros (muchos) que conocí apenas comenzando, unos años más tarde están escribiendo libros, participando en proyectos muy interesantes, dando clases en la universidad o impartiendo conferencias…

 

Las Redes Sociales requieren trabajo, atención, empatizar, compartir emociones y sentimientos, saber escuchar y tener mucho que decir.

Como los amigos de la “vida real” no se construye una comunidad en dos días y hay que cuidarlos con contenidos interesantes, ya sabemos lo que sucede con los “amigos machacones”. Cuanto más tardes en comenzar, más tarde verás sus frutos. Y puedo asegurar que los tiene.

 

TobeOnline es un proyecto orientado a Pymes y Autónomos que necesiten aumentar y optimizar su visibilidad en la red, así como realizar estrategias de comunicación online. Ese es el objetivo de Nuestra Misión.

De esta forma deseamos colaborar a crear un ambiente empresarial y profesional moderno, interactivo, que permita crecer, conectar mejor con los usuarios, clientes y fans a través de las nuevas posibilidades que ofrecen los medios digitales y las redes sociales.

[bs_well size=”sm”]¿Cómo conseguirlo?, Nuestra Misión[/bs_well]

Ofreciéndoles soluciones personalizadas a sus necesidades de comunicación, aportando ideas nuevas en diseño, creatividad y herramientas de marketing digital, planificadas y estructuradas de acuerdo con sus prioridades y posibilidades.

Todo un equipo de asesores, diseñadores y expertos en comunicación dedicados a esta misión, orientada especialmente a Pymes y Autónomos. Un gabinete de Marketing&Comunicación para coger el tren del nuevo mundo digital del siglo XXI.